¡Mantén tu piel radiante en este invierno!

Durante esta fría temporada, dale a tu cutis y cuerpo el cuidado que necesita...

En el verano es cuando nos preocupamos más por el cuidado de nuestra piel debido a que estamos más expuestas a los rayos del sol. Pero, al bajar las temperaturas y encender los calefactores, ¿sabes cómo afectan estos cambios a tu piel?

Al llegar el invierno, la combinación de frío y calor puede causar estragos en tu cutis provocando una deshidratación profunda, lo que trae como consecuencia que las líneas de expresión y las arrugas se noten mucho más, sin importar la edad.  Por otro lado, debido al clima, el color de tu rostro se puede verse apagado y opaco.

Si quieres evitar estos molestos cambios durante la temporada, procura mantener una buena hidratación. Las cremas con Q10 y vitaminas C y E serán tus mejores aliadas en esta época, tanto para la piel de tu rostro, como de cuello y escote.  Aplicando un poco de humectante cada día antes del maquillaje, una crema de noche justo antes de dormir y tomando entre 1,5 y 2 litros de agua al día, tu piel recuperará ese tono radiante y saludable.

Blog_3_1

Algo importante que no debes dejar pasar es desmaquillarte completamente todas las noches, por más flojera que te pueda dar. Cuanto más duermes y llevas puesto maquillaje, mayor es el daño que le produce a tu piel. Nuestra piel, al igual que el resto de nuestro cuerpo, utilizan la noche y el sueño para renovarse. Usar maquillaje y base en la noche evita este proceso de renovación, causando serios daños. 

También es importante prestar especial atención a los factores ambientales extremos que afectan a las zonas más sensibles y expuestas, como las manos y los labios. Para esto, es recomendable llevar siempre un bálsamo labial y una crema pequeña de manos en la cartera, para estar siempre preparada.

Blog_2_1

Pero aparte del frío, ¡también es necesario cuidarse del calor! Trata de evitar temperaturas que estén por encima de los 24ºC en tu hogar, ya que la calefacción puede resecar el ambiente y tu piel también, haciéndola más vulnerable.

Por último, aunque sea invierno, el sol también puede hacer de las suyas y generar daños, de modo que no subestimes lo que un protector solar puede hacer por tu piel. Aplica un buen producto con factor 50 antes de la base de maquillaje o elige una base que incluya SPF.

Blog_10_1

¡Ya estas lista para cuidar y lucir una piel radiante!

*dermatóloga Jeannette Graf, profesora clínica asistente de dermatología del Mount Sinai Medical Center de Nueva York

 

 









Comentarios


Compartir