¿Qué hacer cuando tu niñ@ le teme a la oscuridad?

Entre los 3 y 8 años, la mayoría de [email protected] niñ@s presentan cierto rechazo a estar [email protected] a oscuras.

Esta situación sólo es un impulso de su cerebro que les hace estar “alertas” ante una situación desconocida que perciben como peligrosa. ¿Razones? Hay muchas. Principalmente se puede tratar de que hayan visto una película, hojeado algún libro, oído una historia o visto alguna imagen que haya provocado el desarrollo de su temor. Entonces, ¿qué puedes hacer para ayudarle a superarlo? A continuación te entregaremos algunos tips recomendados por el catedrático de Psicología de la Universidad de Murcia, Xavier Méndez Carrillo.

En primer lugar, si notas que tu niñ@ se niega a dejar de jugar o no se quiere despegar de ti, debes apoyarlo pero trata siempre de poner ciertos límites. Seguramente se mostrará ansioso y temeroso de ir a la cama solo y a oscuras, pero si tratas de bajarle el perfil, tu pequeñ@ acabará por ceder ante su cansancio y se dormirá. Si notas que en realidad, está muy [email protected], lo recomendable es que hables con él/ella, muéstrale cariño y por sobretodo comprensión. Para esta labor, podrías contarle un cuento alegre, o hablarle sobre sus experiencias del día (hacer un resumen, por ejemplo), esto le ayudará a que se distraiga hasta que finalmente concilie el sueño.

Otra alternativa son los espantacucos, luces tenues que pones para iluminar de manera parcial su habitación. También puedes regalarle un peluche, así se sentirá acompañ[email protected] y [email protected] Además, en vez del espantacucos, puedes dejar su puerta un poco entreabierta y una luz prendida, como la del pasillo por ejemplo. 

Si te das cuenta que, pese a todo lo que haces, aún tu regalón/a tiene problemas para dormir, tienes otra alternativa por ejemplo: hacer de la oscuridad algo divertido. Baja las cortinas o persianas de una pieza durante el día y juega con él/ella a hacer sombras de dedos en las paredes, a buscar cosas escondidas o adivinar qué está tocando y que no ve. De esta manera se familiarizará de mejor forma con la oscuridad y la podrá percibir como algo divertido disminuyendo su temor.

Pero, ¿qué puedes hacer si tu niñ@ le teme a los “monstruos”? Hay mamás que inventan secretos para “ahuyentarlos”, como por ejemplo, esparcir canela en polvo encima de su cama antes de despedirse para ir a dormir, prender inciensos o velitas. Puedes hacer un mix de todas estas alternativas, aunque también siempre ten presente que, un buen baño, una linda canción o un bonito cuento se perfilan como tácticas ganadoras para relajar a tu niñ@ para que se duerma [email protected]









Comentarios


Compartir