Haz tus propias cremas de belleza en casa

No es imprescindible gastar tiempo y dinero consiguiendo cremas rejuvenecedoras y antiarrugas. Ahora puedes usar tu tiempo, tus habilidades manuales y sencillos ingredientes para fabricar tus propios productos de belleza. ┬┐Te animas?
Cremas de belleza sobran en las góndolas de supermercados y farmacias. Pero ¿sabes si sus componentes químicos son dañinos? ¿Te gustaría probar con cremas naturales, pero te parecen demasiado costosas? Hay una solución, literalmente, al alcance de tus manos: fabricar tus propias cremas de belleza caseras.
 
Sus beneficios de salud y éticos son múltiples: no tienen conservantes, no se testean en animales, son fáciles de hacer, son baratos y no contaminan.
 
Hay ingredientes claves a la hora de crearlas, como el aceite de coco, que tiene la facultad de hidratar y absorberse con facilidad, además de dejar una textura y aroma delicados. O la cera de abeja, que le dará densidad a la preparación. Y no puede faltar el clásico aceite de rosa mosqueta, rico en vitaminas, ácidos grasos y antioxidantes y perfecto para estimular la producción de colágeno, reducir las líneas de expresión y las arrugas.
 
De esta forma, para una crema antiarrugas perfecta y totalmente casera necesitas:
  • 20 ml. de aceite de coco
  • 30 ml. de cera de abeja
  • 5 ml. de aceite de rosa mosqueta
  • 5 ml. de vitamina E (puedes comprarla líquida o en gotas)
  • 5 gotas de aceite de geranio y de rosa (opcionales)
 
Sólo debes poner el aceite de coco y la cera de abeja en un envase de cristal y ponerlo a baño María para que se fundan lentamente, mezclando con una espátula o cuchara de madera. Cuando estén bien mezclados, apaga el fuego y añade los demás ingredientes, mezclando bien. Deja enfriar y guarda en el refrigerador para asegurarte una buena duración. Tip: si prefieres una crema más líquida, considera un poco más de aceite de coco. En caso contrario, aumenta la cera de abeja.
 
Si no tienes ninguno de estos ingredientes a mano, puedes probar con dos elementos muy simples: el aloe vera y el pepino, un gran evasor del envejecimiento y un muy efectivo hidratante. Para obtener una crema con estos dos ingredientes esenciales, sólo debes licuar 100 gramos de cada uno y mezclar el resultado con agua destilada, hasta lograr una crema uniforme y sin grumos. Perfecta para aplicarte cada noche sobre el rostro limpio.
 
Una tercera opción muy recomendable es la mezcla de leche entera y jugo de melón, que junto con una cucharada de agua de rosas y una cucharadita de glicerina, todo bien revuelto y en un frasco de vidrio bien tapado y refrigerado, se convertirá en una excelente crema para cutis seco, que podrás usar en tu rostro dejándola actuar unos minutos.
 
Por último, elementos presentes en todas las cocinas como el jugo de limón y la miel, bien mezclados y aplicados sobre el rostro por 15 minutos, pueden ser una crema humectante tan buena como la mejor de las envasadas.
 
Muy simple, rápido y, sobre todo, natural. Los ingredientes harán lo suyo, sólo debes mezclarlos correctamente y esperar los resultados. ¡Pruébalas!
 
 
Fuentes
mejorconsalud.com
belleza.uncomo.com
solovegetales.com








Comentarios


Compartir